4 expresiones para que tu cliente se sienta cuidado y atendido

Hoy no quiero hablar de ROI ni de ningún tipo de ciencia Marketiniana. Últimamente me estoy dando cuenta de lo importante que es el trato humano: aparte de tus conocimientos como profesional, tus clientes también están esperando un buen trato.

#1 ¿Me explico? Vs ¿Entiendes?

A la hora de explicar algo, es muy común que te salgan este tipo de coletillas. A fin de cuentas quieres saber si tu cliente está entendiendo lo que dices, pero se esconde una gran diferencia entre las dos. La responsabilidad del posible fallo comunicativo.

Con la pregunta “¿Me entiendes?” recae sobre tu cliente la responsabilidad de entender lo que estás diciendo. Con esta coletilla, le dices al cliente que tu ya has cumplido con tu obligación y que si no lo ha entendido es por algún problema o limitación suya. Definitivamente, no es una forma de hacer sentir bien a alguien.

Si en vez de usar “¿me entiendes?”, usas “¿me explico?” demuestras parte de responsabilidad en la comunicación.

Si cuidas tu comunicación y las palabras que utilizas, cuidarás a tu cliente de una manera más madura.

#2 Tantas veces como sea necesario.

Si quieres saber si tu cliente te sigue la pista en lo que le estás diciendo, puedes preguntarle… “¿Me explico?”.

Pero si tu cliente se disculpa por no haberlo entendido, es tu oportunidad para decir… “No te preocupes, te lo explico las veces que sean necesarias. Es un tema complicado pero es importante que lo entiendas”.

Con esta expresión le das al paciente la sensación de ser atendido o, en el peor de los casos, la sensación de que va a ser atendido si es que todavía no lo ha entendido.

#3 Ponte cómodo Vs espera un segundito

¿Quieres decirle a tu cliente que sabes que ha llegado o quieres decirle que estás encantado de verle?

En la gran mayoría de consultas o centros, la secretaria te invita a esperar un segundito en la salita de espera, pero si en vez de invitarte a esperar, te invita a ponerte cómodo, harás sentir a tu cliente bien recibido.

Haz sentir a tu cliente que estás encantado de recibir su visita, de la misma forma que estarías encantado de recibir a un amigo.

Por supuesto, no puedes olvidar que estás ofreciendo un servicio y por lo tanto no es un amigo, pero si el cliente siente que estás encantado de volverle a ver… le tendrás en el bote.

#4 “Escucho este caso muy a menudo”

Especial para fisioterapeutas y dentistas

Cuando una persona está realmente sufriendo dolor, la gente tiende a sentir que:

    1. Soy el único que está sufriendo

    2. Nadie me entiende

    3. ¿y si soy el único que está padeciendo este dolor?

    4. ¿Qué pasa si nadie sabe cómo curar este dolor?


Justo cuando dices “Escucho este problema muy a menudo” trasladas a esa persona que está aislada en un mundo solitario de dolor a un mundo donde hay esperanza para su problema.

Por supuesto que esta frase no se puede usar en todos los casos, pero prueba a decirla cuando identificas que la persona que te lo cuenta tiene uno de los cuatro sentimientos que he descrito. Es una buena táctica para tranquilizar a tu cliente.


Seguro que has invertido más de 4 años en adquirir habilidades para poder dar un servicio y resolver problemas, pero en el mundo de los negocios no todo trata de nuevas habilidades o maquinaria especial.

Una sonrisa, un “que tengas un buen día”, “Cuidate”, “llámame si tienes cualquier problema”… puede cambiar el rumbo de tu negocio. Siempre digo que...

Si empiezas a recrear en tu negocio interacciones humanas básicas que a todos nos gusta sentir, como pueden ser las ganas de volver a ver a un amigo o la sensación de no ser el único humano que sufre, el éxito sólo será cuestión de tiempo.




Jon Segura

Jon Segura

Soy Jon Segura y me dedico al marketing para psicólogos que quieren hacer crecer sus proyectos empresariales.

Les ayudo a diferenciarse y a crear un sistema con el que obtenienen una entrada de pacientes de manera estable.
Jon Segura

Latest posts by Jon Segura (see all)

>