5 razones por las que tu web no te trae pacientes

#1 ¿A quién le hablas en tu blog?



Es imprescindible que sepas a quién te diriges. Lo vengo comentando ya varias semanas, pero lo volveré a comentar tantas veces como sea necesario. Si ya lo sabes, entonces puedes empezar a dirigirte a el/ella en tu blog y comentar sobre sus inquietudes y miedos.

Es muy típico encontrarte blogs de psicólogos que no saben a quién se dirigen. La primera semana de febrero te hablan de las emociones en los niños, en mayo te preguntan si tienes alguna adicción y en julio te hablan sobre el duelo. 

Si la persona a la que te diriges es una madre preocupada por sus hijos, tiene problemas de adicción y ha sufrido recientemente problemas con el duelo, son estos los temas de los que deberías estar hablando.

Por el contrario, si no es ese tipo de persona a quien quieres atraer, corres el peligro de no hablarle a nadie o lo que es peor, terminar hablándole a otros psicólogos en tu blog cuando tu intención es atraer pacientes.



¿Quieres un blog de utilidad o buscas halagos de otros psicólogos?



#2 ¿Usas las expresiones de tus pacientes?

Palabras de libro como Enuresis o Eneatipo son esas que debes evitar si lo que intentas es atraer pacientes. A una madre o un padre no le interesa el nombre técnico del problema que tenga su hija. Lo que le importa es que pueda entender el texto y solucionar o calmar el problema en cuestión.

Estas hablando, o deberías estar hablando a personas que no están en el mundo de la psicología y que quizás no quieran estarlo, por eso es muy importante usar las expresiones de tus pacientes.

Como toda adicción, tu uso de los verbos reflexivos te pasará factura. Puedes seguir usando verbos como “respetarse”, “reconocerse”, “evaluarse”... pero lo poco gusta y lo mucho cansa.

Además, deberás bajar el nivel de consciencia al nivel de la persona que intentas atraer

#3 ¿Agilizas la lectura de tu web?


Solamente escribiendo todos los textos de tu web con la intención de ofrecer una lectura ágil y amena ya vas a conseguir diferenciarte de tu competencia. Agilizar la lectura de una web y convertirla en algo apetitoso es un arte que no termina nunca, pero debes conocer las reglas básicas. Puedes ver estas reglas en la sección de copywriting aquí.




#4 ¿Tienes un calendario marcado para las publicaciones de tu blog?


Si no tienes un blog, tus posibles pacientes no tienen un motivo para visitar tu página web. Entonces no tener un blog es indiscutible. La constancia es gran parte del éxito a la hora de tener un blog y la regla infranqueable es la periodicidad.


Aconsejo escribir una vez a la semana o, como mínimo, cada dos semanas. Siempre el mismo día de la semana y con una extensión similar.


Ser constante en tu blog va a requerir un fuerte compromiso y debes saber que si un posible paciente entra en tu web y ve un blog abandonado, recibirá muy mala imagen de ti y de tu trabajo. Seguro que no quieres que el futuro paciente piense que no cuidas los proyectos que empiezas, ¿Verdad?


Abandonar un blog no es algo que puedas permitirte.


Crea una lista 25 temas que piensas que podrían interesar a tu audiencia y pon en el calendario el día de publicación. Si quieres, puedes descargarte una plantilla para tu calendario editorial.


#5 ¿Guías tu visita en tu web?


Diles a los visitantes de tu web a dónde tienen que ir después del contenido que han leído. Invita a tus lectores a descubrir otros lugares de tu web o incluso pideles que te llamen.


Seguro que te ha pasado alguna vez que vas sin pensar mucho cuando navegas por la web y además ni siquiera te has dado cuenta en la página en la que estás. Bueno, eso nos pasa a todos y por eso hay que decirle a tu lector a dónde quieres que vaya después de cada página.

Echa un vistazo por mi web y verás como al final de cada página te invito a que visites una página nueva, te suscribas a una masterclass, comentes en el blog, compartas el artículo...




Jon Segura

Soy Jon Segura y me dedico al marketing para psicólogos que quieren hacer crecer sus proyectos empresariales. Les ayudo a diferenciarse y a crear un sistema con el que obtenienen una entrada de pacientes de manera estable.

>