Category Archives for "Emociones"

Cómo tener a tus clientes en el bote

En los negocios hay un ingrediente especial que no puede faltar:

el amor


Y cuando me refiero a amor en los negocios, no estoy hablando de películas Disney o revistas del corazón. Tampoco me refiero a esa intensidad apasionada, esa locura por tu amado, en este caso los clientes, como prueba de la intensidad de tu amor.

Me estoy refiriendo a un tipo de amor más adulto que se puede dividir en 4 necesidades:

  • Cuidado
  • Responsabilidad
  • Respeto
  • Conocimiento

No tengo ninguna duda de que si ofreces estos 4 elementos, tendrás el mercado en tus manos.


Cuidado

La persona que llega a tu consulta tiene un dolor físico o mental que no es capaz de resolver por sí misma. Esto te da razones suficientes para cuidar y mimar a todos los niveles a esa persona que está confiando en tí.

Si eres fisioterapeuta, además de dejarle la espalda bien, vas a tener que cuidar los sentimientos de tu cliente mientras le tienes tumbado en tu camilla. Eso, o terminarán en la competencia que aparte de dejarle bien la espalda cuida de ese momento de privacidad.

Escucha lo que tiene que decir, habla de los temas que le preocupan a tu cliente y saca tu lado más empático.

Si quieren hablar, dales palique. Si quieren silencio, calla. Si ves que tu camilla es demasiado pequeña para el tipo de gente que te está llegando… cámbiala.

Ejercicio

Haz un listado de 5 necesidades de tus clientes que no estés cubriendo a día de hoy y puedas empezar a implementar ya.

Responsabilidad

La semana pasada aprendiste la diferencia entre ¿Entiendes? y ¿Me explico? y es eso en parte a lo que me refiero.

La otra parte es que...

Tenemos una sociedad bastante infantil y nadie puede hacerse responsable de las necesidades ajenas porque estamos centrados en nuestro ombligo.

Siempre he pensado que una persona infantil está en una postura que pide y sigue pidiendo. De la misma forma en la que un niño pide a sus padres.

Por eso, cuando una persona está en tu consulta, tu eres el adulto y esa persona es la que está pidiendo. Intenta cubrir cuantas más peticiones, mejor.

Nadie pide nada que no necesite.

Ejercicio

Concreta las tareas que son parte de tu servicio y cuáles no. Argumenta bien las tareas que no entran dentro de tus servicios e intenta ponerte en la posición de la gente que te compra. ¿Se sentiría bien si le ofrecieras esa tarea?

Respeto

Si sientes que tus clientes llegan tarde a la consulta, no te pagan o incluso piensan que tus servicios no merecen la pena (Si eres psicólogo seguro que sabes de lo que hablo), estas fallando en el tipo de cliente que buscas.

Para que cualquier relación funcione, debe existir respeto. Lo que pasa es que el respeto no es algo que se pueda exigir, y con los clientes pasa igual.

El respeto empieza en uno mismo y termina en encontrar clientes que también respetan.

Si el marketing está bien hecho, conseguirás encontrar gente que respete tu trabajo. Con respetar tu trabajo, me refiero a que no te regateen el precio, no lleguen tarde, te lleven los análisis que les pediste, hagan los ejercicios que estés proponiendo.

Entonces, como el respeto es algo que no se puede exigir, si estás recibiendo este tipo de cliente yo te propongo lo siguiente.

Ejercicio

Como todo lo relacionado con el respeto puede ser algo ambiguo y muy personal, sólo quiero que contestes a estas dos preguntas:

¿Qué estoy haciendo para atraer a este tipo de clientes que me llegan? Intenta sacar el máximo de ideas que puedas.

¿Tienes una estrategia de marketing para evitar este problema?

Conocimiento

Averigua todo lo que le preocupa a tu cliente (respecto a tu servicio).


Anota los detalles que tus clientes piden y ve implementándolos poco a poco a tus servicios.


Si eres nutricionista y sabes que el marido de tu clienta es alérgico a los frutos secos, intenta aplicar esa información para ofrecer un mejor servicio. Quizás tu clienta sólo coincide entre semana con su marido para comer la merienda. No pongas almendras para merendar.


Si tus clientes sienten que conoces y les ayudas con sus problemas, ellos serán más leales a ti y a tus servicios.


Ejercicio

Piensa en 5 problemas que te hayan confiado tus clientes y acuérdate de ello la próxima vez que les veas. Si además puedes ayudarles con esos problemas, mejor que mejor.

¡El amor no puede faltar en tu consulta!

>