El egoísmo que proyectas en tu publicidad

¿Has pensado alguna vez en dejar tus tarjetas en el bar de la esquina? ¿Piensas que la única forma de conseguir pacientes es haciendo anuncios de publicidad? ¿Estás dejando tus anuncios en tablones de supermercados?

Jesús te está contando la bronca que ha tenido con el frutero y tú, como buen profesional, ya estás identificando en qué puntos puedes ayudarle. A Jesús le cuesta entender que el frutero, no ha puesto los kiwis verdes a propósito encima de los plátanos maduros para que él los coja y se lleve lo peor de la frutería. Al final, Jesús da un pasito más en su proceso personal y termina dándose cuenta de que lo está llevando a terreno personal.

 

Es ese puntito de egocentrismo el que hay que superar…

y es que…

a la hora de vender, dependiendo que tipo de venta hagas, hay que cuidar a quién sitúas como importante.

 

La diferencia entre la publicidad y el marketing:

 

Publicidad

La publicidad va en busca de gente de una manera más masiva esperando que la masa llamen o contacten con el anunciante. El oyente no ha pedido escuchar la cuña en la cadena ser o el anuncio de coca-cola en Antena 3. La publicidad, en la gran mayoría de los casos, es intrusiva y además tiene el defecto de dejar una sensación de molestia en esos oyentes que no están ahora interesados en tu ayuda ¿Qué han sentido todas esas personas que no están interesadas en tu anuncio? ¿Es necesario que tus servicios den esa imagen?

 

 

 

Marketing

El marketing por el contrario es muchísimo menos intrusivo que la publicidad. De hecho, el marketing no es propiamente vender. Es más una conjunto de herramientas y tácticas para aumentar tu visibilidad ante esas personas que previamente has elegido. El marketing hace que tu terapia esté disponible ante ciertos pacientes cuando ellos lo están reclamando y no tanto cuando tú lo necesitas. Cuando ya existe un interés por parte de Alberto en resolver los líos amorosos que no le dejan dormir, ya existe un interés hacia tus servicios.

Por ejemplo, tener un blog es como tener un anuncio las 24 horas/365 días al año y éste será buscado cuando el comprador lo necesite.

Publicidad =  ¡CÓMPRAME!

Marketing = estar visible y disponible cuando te necesitan

 

 

Esta diferencia a la hora de plantear la forma de anunciarte, puede hacer que ahorres mucho dinero y esfuerzo. La publicidad es más inmediata, pero menos eficaz e infinitamente más agresiva.

¿Eres de los que se entrometen o de los que se muestran para que les encuentren cuando te necesitan?

Jon Segura

Soy Jon Segura y me dedico al marketing para psicólogos que quieren hacer crecer sus proyectos empresariales. Les ayudo a diferenciarse y a crear un sistema con el que obtenienen una entrada de pacientes de manera estable.

>