¿Por qué niegas la identidad de tu empresa?

Tu negocio tiene una identidad y no hacer branding significa desatender su identidad.

Cuando alguien sólo se centra única y exclusivamente en la razón, niega una parte de sí mismo.

Pensar que tus pacientes únicamente han elegido tu servicio por la calidad de tus terapias o por su usabilidad, es negar una parte de la personalidad de tu empresa.

Te guste o no, existen 3 factores que te van a perseguir mientras tengas un negocio...

  • El 100% de las ventas tienen componentes emocionales
  • La importancia de estos componentes emocionales es de un 50%. Para lo bueno y para lo malo.
  • Tus pacientes, y todo lo que te rodea, ya tienen una percepción sobre tu consultorio. Esto ocurre independientemente de que lo cuides o no lo cuides.

El branding es la percepción que tienen tus pacientes o posibles pacientes a la hora de estar en contacto contigo.

No se trata tanto de lo que tu dices sobre tu trabajo o tu empresa, sino más bien de lo que ellos sienten sobre el.

Cuidar la identidad de tu negocio es hacer una promesa a tus pacientes. Para que lo visualices mejor, aquí tienes la promesa de Paco:

ayudar a drogadictos a superar su adicción

Pero esto no es todo... el branding también debe vestir tu promesa.

¿Que significa vestir una promesa?

- Tener libros de maternidad en la estantería de tu consultorio cuando sólo atiendes a drogadictos…¡no es muy buena idea!

- Aislar el consultorio para asegurar la privacidad de tus pacientes

- Escribir un libro o artículos sobre drogadicción

- Quitar el polvo de la estantería en tu consulta

- Vestirte acorde con lo que se espera de tu trabajo

- Hablar de una determinada forma en la comunicación con tus pacientes

- Cobrar en efectivo o a través de internet o incluso la calidad de tus secretarias...

Existen 1.001 decisiones que deben reforzar tu promesa, vistiendo ésta de realidad y efectividad. Para eso tienes que tener claro tu promesa y tu identidad, además de ser persistente en el tiempo.

Es como cuando María quiere trabajar como azafata en Ryanair e intenta encontrar las formas de mejorar esa entrevista que tanto teme. Buscando en internet encuentra que su expresión corporal es muy importante para conseguir el trabajo y María ya está pensando en cómo poner las piernas y dónde poner las manos.

Pero es imposible controlar todos los gestos a lo largo de 20 minutos porque, a fin de cuentas, los humanos tenemos un sexto sentido cuando algo está controlado y cuando algo es natural. Para mejorar tu expresión corporal hay que bucear en tus miedos, preocupaciones, deseos, expectativas…

Para mejorar la percepción de tu empresa por los demás y conseguir más pacientes, deberás navegar por lo oscuro de tu empresa y cuestionar la base de tu negocio y así poder establecer algo sólido que te permitirá tomar mejores decisiones en el futuro.

Paco ya tiene una promesa clara y ahora se dedica a vestir esa promesa. ¿Dónde crees que publicaría Paco el artículo “los mitos de la drogadicción”? ¿En una revista genérica de psicología? o, por el contrarío, ¿en el programa del ayuntamiento de Cáceres contra las drogas?


Los beneficios de cuidar la identidad de tu empresa

  • check
    Conseguirás un mayor impacto en todas las estrategias que te plantees.
  • check
    Mejorarás la percepción que se tiene de tí
  • check
    Ahorrarás dinero porque sabrás qué tácticas te benefician y cuáles no
  • check
    Tendrás más pacientes porque estos se sentirán más interpelados
  • check
    Ayudará a diferenciarte de la competencia, ya que el 80% de los psicólogos no hacen este ejercicio.


Hacer branding te permite navegar por los sentimientos de tu empresa, y también te permite entender la verdadera esencia del por qué haces lo que haces y de por qué le debería importar a los demás tu empresa. Sirve para poder entender cuál es tu misión y en qué estás ayudando al mundo.


Ejercicio

Para empezar a trabajar la personalidad de tu empresa, antes de pasar a palabras mayores, y es que hay que empezar por el principio, voy a hacerte dos preguntas:

¿Qué es lo que haces? ¿A quién le importa?

La respuesta no debe superar las 2 frases. Pásale las respuestas a dos amigos que tengas que no estén metidos en el mundo de los negocios y a ver si pueden entender qué haces y a quién te diriges.

Si no puedes escribir lo que haces en menos de 25 palabras, es probable que no tengas que cambiar el texto y tengas que concretar más en lo que realmente haces o te gustaría hacer.

Jon Segura

Soy Jon Segura y me dedico al marketing para psicólogos que quieren hacer crecer sus proyectos empresariales. Les ayudo a diferenciarse y a crear un sistema con el que obtenienen una entrada de pacientes de manera estable.

>