¿Quieres que tus visitas dejen de sentirse interrumpidas al llegar a tu web y empiecen a sentirse cuidadas?

¿Sabías que tu web influye en la percepción que se tiene de ti y de tu profesionalidad?

¿Sabes que cuidar tu web puede suponerte una entrada superior al 50% de nuevos pacientes?

No es mi intención alarmarte, pero el hecho de tener una web poco atractiva visualmente y con una experiencia de usuario pobre tiene un coste muy grande para ti.

No pases por alto que las personas que visitan tu web pensarán de ti lo que perciban de tu web.

Si tu web está cuidada y es profesional, los visitantes entenderán que tu servicio es profesional. En cambio, si tu web está plagada de banners, cada dos por tres saltan interrupciones o el contenido aparece desorganizado, ¿adivinas la impresión que causarás?

Voy a hacerte una pregunta.Cada vez que las personas llegan a tu consultorio físico, ¿intentas cuidar al detalle las sensaciones que percibirán?

Entonces, ¿haces lo mismo cuando llegan a tu web?¿Te has parado a pensar en la experiencia que ofreces a tus visitantes? ¿Tus lectores disfrutan de la navegación en tu web?

Si tu respuesta es “sí”, perfecto. Si, por el contrario, has respondido “no”, te animo a seguir leyendo para descubrir los 4 factores que no puedes obviar si quieres cuidar la experiencia de tus visitantes web:

Revisa si tu web cae en estos 4 errores y ponles solución

1.  Los métodos para contactar contigo dan error

“Vaya, el telefonillo se ha vuelto a estropear”.

Cuando tus visitas hacen click en alguna de las opciones que aparecen para contactar contigo, salta un error. Esto puede ocurrir por diferentes motivos, como los siguientes:

  • Que hayas cambiado la URL de alguna página
  • Que hayas borrado algún plugin
  • Que se haya desconfigurado algún fragmento de código
  • Que tu programador web, queriendo arreglar otro problema, haya movido archivo de su carpeta original

Cuando un visitante que desea ponerse en contacto contigo lo antes posible percibe un error, puede sentir frustración. Imagina que esta persona va a tu consulta física, llama al portero automático de tu portal y no recibe respuesta porque el aparato está estropeado.

Lo mismo ocurre cuando el contacto de tu web da error.

Cómo puedes solucionarlo

  • Elabora un listado de los procedimientos que vas siguiendo para construir tu web. Ve actualizándolo con cada cambio que realices. De esta manera podrás detectar rápido dónde está el error. Sé que lleva algo de tiempo, pero te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. Lo ideal es revisar este listado una vez por semana.
  • Personaliza tus páginas de error dependiendo del objetivo que estas tuviesen en un principio. Por ejemplo, si era una página de inscripción para un taller, ofrece al visitante un descuento en el precio de este, por las molestias causadas.

2.  Usa los banners o ventanas pop-up con sensatez

Ofrecer material de interés a través de un banner o un pop-up no está mal de vez en cuando. Sin embargo, puede ser muy frustrante que, mientras la visita está navegando, no paren de saltarle estos elementos.

Seguro que te ha pasado más de una vez.

Los pop-ups son muy útiles y pueden enriquecer mucho la experiencia de usuario.

Plantéate estas dos situaciones diferentes:

Imagina que asistes a un encuentro de personas con insomnio severo y de pronto aparece un profesional ofreciendo ayuda para motivar la creatividad en el trabajo. No tiene nada que ver, ¿cierto? Esta experiencia puede ser muy desagradable. Podemos decir que ese profesional está totalmente desubicado.

Por el contrario, si el profesional identifica tu problema real (que estás muy cansada y no puedes atender debidamente tus obligaciones), puede ofrecerte su nueva técnica para descansar mejor. Estoy convencido de que te va a hacer sentir atendida.

Los pop ups y los banners tienen muy mala fama y pueden llegar a ser muy irritantes, pero casi siempre es porque la persona que utiliza estos sistemas no ha dedicado el tiempo suficiente a planificarlo de una manera adecuada.

Cómo puedes solucionarlo

Debes ofrecer el artículo o servicio adecuado en el momento indicado. Para ello, ten en cuenta factores como:

  • Pregúntate "¿Cuál es la necesidad real de mi lector? ¿qué está buscando en mi web?"
  • ¿Tus lectores prefieren recibir lo que ofreces nada más llegar a tu web para no perder tiempo, o necesitan conocer un poco más sobre ti para estar abierto a recibir tu contenido?
  • Identifica si tu lector está preparado para una compra o todavía necesitas ofrecerle más contenido gratuito.

Para averiguar esta información deberás usar una herramienta de métricas, como Google Analytics.

Hacer esto bien puede suponer un cambio importante en la experiencia de usuario. Tus usuarios pueden pasar de sentirse interrumpidos a sentirse cuidados.

3.   No tienes organizadas las categorías de tu blog

Las categorías del blog suelen estar muy maltratadas y poco cuidadas. Además de para organizar las diferentes entradas de tu blog, pueden servir para introducir cierta promesa o trasladar parte de tu personalidad.

Si organizas las entradas de tu blog con unas categorías cuidadas, el usuario que llegue a tu web podrá indagar e investigar tu trabajo y podrás trasladar mejor lo que haces. Además de facilitarle que haga su investigación según sus necesidades.

​Pocas veces nos paramos a pensar en el provecho que les podemos sacar. Es cierto que requiere sacar un rato para planificarlas, pero es algo a tener muy en cuenta. 

Cómo puedes solucionarlo

4.  No diriges al visitante con claridad en una dirección

Seas psicólogo, psiquiatra, celador o costurero, si tienes una web necesitas una llamada a la acción al final de cada página.

Piensa en tus lectores como monos en busca de bananas.  Tus palabras a lo largo de tu web son como el proceso de trepar el bananero para conseguir una banana. Muchas veces, el mono no sabe qué banana quiere y por eso eres tú quien debe dirigir al mono al lugar donde va a encontrar eso que necesita pero que todavía no sabe.

¿Cómo se sentiría un mono sin una banana? Nosotros no somos monos, pero actuamos de manera similar. Después de consumir un contenido necesitamos que alguien nos guíe y nos diga qué es lo que tenemos que hacer después o a dónde tenemos que ir.

Cómo puedes solucionarlo

Debes guiar al visitante de tu web hacia donde te interesa que se dirija. Ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Inserta en cada página una clara llamada a la acción que le indique al lector el siguiente paso a realizar (por ejemplo, hacer click en un botón para consultar tus servicios)
  • Acota el número de opciones. Se recomienda insertar una única llamada a la acción por página. Si ofrecemos al mono demasiadas bananas, no va a saber cuál escoger. 

Conclusión

Cuidar la experiencia de usuario en tu página web puede suponerte un aumento muy significativo de conversiones de visitas en clientes.

Mejorando aspectos como los métodos de contacto, los pop-ups, las categorías de tu blog y las llamadas a la acción puedes convertir una web que ahuyenta a las visitas en una web que las acoge, las retiene y finalmente las convierte en pacientes (que suele ser el objetivo final de toda web).

Ahora que conoces estos tips, ponerle solución queda en tus manos.


Hidden Content

He dedicado los últimos 5 años de mi vida aprendiendo todo lo que hace falta saber de marketing y ventas.


Actualmente dedico mis esfuerzos a que los psicólogos puedan establecer una consulta privada, la búsqueda de pacientes sea la última de sus preocupaciones y que consigan ser faros de luz para cuantas más personas mejor.


Los psicólogos sois muy importantes para el desarrollo de los individuos en nuestras ciudades, así que si eres nuevo por aquí, te recomiendo empezar por este pdf que he creado.

>